DISPOSICIONES PARA EL REGRESO AL CULTO PÚBLICO EN LOS TEMPLOS DE LA DIÓCESIS

IMG 20200506 WA0022

La Diócesis de Segovia, consciente de que la tendencia en la situación de la epidemia va siendo favorable, ha elaborado un protocolo para el regreso al culto público en los templos. La asistencia a las parroquias podrá comenzar cuando Segovia entre en Fase 1. En este momento, el aforo permitido será del 30 por ciento, ascendiendo a la mitad cuando se acceda a la siguiente fase. 

La mejora de la situación no nos hace olvidar el dolor de miles de familias por los fallecimientos de seres queridos por los que seguimos rezando. Tanto en las parroquias como en la diócesis celebraremos las exequias por su eterno descanso. Tampoco olvidamos a los que sufren y sufrirán las consecuencias económicas de esta pandemia y, desde los principios de la Doctrina Social de la Iglesia, intentaremos paliar sus consecuencias a través de Cáritas y de la acción conjunta de los cristianos siguiendo el «plan para resucitar» del Papa Francisco.

Con el fin de garantizar la seguridad sanitaria y el cumplimiento de las medidas recogidas en la normativa publicada por las autoridades y que a la vez se pueda permitir la asistencia de los fieles a la Santa Misa de modo presencial, en el ámbito del derecho de libertad religiosa, se proponen las siguientes recomendaciones para poner en práctica por las diferentes Parroquias. No obstante, estas medidas podrán modificarse según las indicaciones de las autoridades sanitarias de nuestra provincia.

Puede descargar aquí el PROTOCOLO COMPLETO a seguir. A continuación, destacamos los puntos esenciales, que ya han sido puestos en conocimiento de los sacerdotes diocesanos:

  1. Se recomienda a los fieles mayores de 65 años -mayores de 70 en el entorno rural- que eviten acudir al templo. La dispensa dominical se prorroga hasta nuevo aviso.
  2. No podrán asistir a la eucaristía quienes presenten síntomas de la enfermedad o se encuentren en cuarentena domiciliaria, bien por estar contagiados, bien por haber tenido contacto estrecho con alguien con síntomas o diagnosticado de COVID-19.
  3. Habrá voluntarios en cada parroquia encargados de la limpieza del templo (bancos, pasillos, confesionarios,...) y del control de entrada al mismo. Igualmente, se encargarán de cerciorarse que los asistentes cumplen las medidas de higiene y seguridad, así como de indicarles cómo deben colocarse en los bancos.
  4. Es imprescindible que los asistentes lleven gel, guantes y mascarilla, que deberán llevar puestos durante su estancia en la iglesia. Además, se debe garantizar la distancia de seguridad de dos metros, lateral o longitudinal, entre cada persona o grupo familiar. Distancia que también habrá de guardarse al acudir a comulgar, respetando las indicaciones de los voluntarios. 
  5. Se suspende el rito de la paz.
  6. El sacerdote y los ministros de la comunión (si son necesarios), usarán mascarillas para el rito de la comunión y deberán lavarse las manos con gel hidroalcohólico antes y después de su distribución. 
  7. La colecta se realizará en un recipiente situado en un lugar visible del templo, animando a los fieles a que lo hagan por vía bancaria.
  8. Las exequias pueden celebrarse en las iglesias de acuerdo con las normas ya referidas. Los bautizos, primeras comuniones, confirmaciones, bodas y posibles ordenaciones requieren una observación muy cuidadosa de las reglas debido a su especial carácter litúrgico.
  9. Los niños que se han preparado para la primera comunión, y cuyos padres lo deseen, podrán recibirla individualmente con consulta del párroco. Esto no excluye una posterior celebración en grupo de acción de gracias.
  10. Las bodas pueden celebrarse según permita el aforo del templo de acuerdo con las reglas establecidas.Las romerías y procesiones en grupos más numerosos y las peregrinaciones quedan suspendidas hasta nuevo aviso.
  11. La oportunidad de celebrar la eucaristía al aire libre se valorará para los meses de verano. Se mantendrán las medidas de seguridad y, si hubiere asientos, se asignarán a las personas mayores.
  12. El sacramento de la Confesión se realizará exclusivamente por los laterales del confesionario, llevando mascarilla tanto el sacerdote como el confesante, lavándose éste previamaente las manos con gel hidroalcohólico próximo al confesionario.

Esperamos que pronto podamos volver a la "nueva normalidad" y confiamos en que todos los fieles cumplan con los requisitos necesarios para que así sea, velando siempre por la seguridad y la salud, así como por el bienestar del conjunto de la ciudadanía.

© 2018. Diócesis de Segovia