Domingo, 11 Noviembre 2018 19:47

Domingo XXXII T.O.

El valor de dos céntimos

En tiempos de Jesús existía en el templo de Jerusalén el gazofilacio del templo, con tres buzones en forma de trompeta invertida, colocado en el muro del atrio de las mujeres donde se echaban las limosnas para el culto. El evangelio de hoy cuenta que Jesús estaba sentado frente a este lugar y observaba lo que hacia la gente. Dice san Marcos que «muchos ricos echaban mucho; se acercó una viuda pobre y echó dos monedillas. Llamando a sus discípulos, les dijo: En verdad os digo que esta viuda pobre ha echado en el arca de las ofrendas más que nadie. Porque los demás han echado de los que les sobra, pero ésta, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir» (Mc 12, 42-44).
Esta conmovedora escena es algo más que un relato edificante. Manifiesta el corazón del verdadero sentido del culto a Dios. Es sabido que las viudas en Israel estaban condenadas a la marginación y a la pobreza, vivían únicamente de lo que les

 

El domingo pasado el Papa Francisco clausuraba el sínodo sobre los jóvenes. El documento final, con las proposiciones de los padres sinodales, ha sido entregado al Papa para que, según su criterio, lo convierta en una exhortación postsinodal o lo sancione con su autoridad en el modo que considere oportuno.
Al final de la asamblea sinodal, el Papa improvisó un breve discurso que apenas ha sido comentado a pesar de decir que era «dos pequeñas cosas que me importan mucho». En primer lugar, dijo que «el Sínodo no es un Parlamento, sino un espacio protegido para que actúe el Espíritu Santo». El Papa sabe que existe una mentalidad sobre la Iglesia que pretende asimilarla a las estructuras de gobierno de las naciones que suelen contar con un parlamento. La Iglesia no es así. Se reúne en sínodo para dejar actuar al Espíritu. Por eso, dijo expresamente: «No olvidemos esto: ha sido el Espíritu el que ha trabajado aquí». Y añadió que el resultado

Viernes, 26 Octubre 2018 07:10

Maestro, que pueda Ver

La curación del ciego Bartimeo, narrada en el evangelio de este domingo, describe magistralmente la situación del hombre que necesita salir de la oscuridad a la luz. El evangelista presenta el estado menesteroso del ciego que pide limosna al borde del camino por donde pasa Jesús. Oyendo que pasaba, le invoca con un título mesiánico —Hijo de David— y pide compasión. Como suele ocurrir, la gente le increpa para que no moleste con sus súplicas, pero él seguía gritando sin desfallecer. Jesús se detiene y pide que le llamen. El ciego da un salto, suelta su manto y se acerca a Jesús. El diálogo es escueto, dirigido a lo esencial: ¿Qué quieres que haga por ti?, pregunta Jesús. El ciego responde: Maestro, que pueda ver. Y Jesús accede con estas palabras: «Anda, tu fe te ha curado». El evangelista añade: «Y al momento recobró la vista y lo seguía por el camino».
El encuentro del hombre con Jesús tiene en esta escena un valor ejemplar. Todos necesitamos ver.

Viernes, 19 Octubre 2018 08:49

Cambia el Mundo.

 

La campaña del Domund para este año se presenta bajo el lema «cambia el mundo». Puede parecer pretencioso y utópico, pues muchos consideran que es imposible cambiarlo. Existen motivos para el desencanto. La llamada posmodernidad se caracteriza, entre otras cosas, por la desilusión ante las ideologías o «mitologías», según la terminología de G. Steiner, que han pretendido sin éxito cambiar el mundo. Quienes esperaban que, después del fenómeno conocido como la «muerte de Dios», el hombre, liberado de la supuesta «esclavitud» religiosa, conseguiría lo que las religiones no han logrado, ocuparía el lugar de Dios y construiría un mundo feliz, se han visto obligados a reconocer el fracaso. La pregunta sigue formulada: ¿Es posible cambiar este mundo?
La Iglesia no tiene duda: es posible. Este mundo puede cambiar si cambian los hombres ayudados por la gracia de Dios. Es verdad que el cambio definitivo del mundo sólo sucederá con la venida

Viernes, 05 Octubre 2018 09:36

Hacer Visible a Cristo

Hacer visible a Cristo

(Plan diocesano de pastoral 2018-20121)

 

Coincidiendo con la fiesta de la Virgen de la Fuencisla, se ha presentado a los sacerdotes el Plan diocesano de Pastoral para el próximo trienio, que pronto se hará público. El objetivo fundamental para estos tres años puede resumirse en hacer visible a Cristo mediante el encuentro personal y comunitario con él. Nada nuevo, pero siempre nuevo, porque la identidad cristiana y eclesial se reducen a esto: vivir con alegría el encuentro con Cristo para compartir con los demás el regalo que hemos recibido al ser cristianos. La Iglesia sólo vive para esto. Desde su llegada a la sede de Pedro, el Papa Francisco nos ha prevenido contra el peligro de que la Iglesia se refiera a sí misma, y no a Cristo. Por eso, la llamada a la misión es consecuencia de vivir referidos siempre a Cristo hasta convertirnos en signos elocuentes de su presencia en el

Jueves, 13 Septiembre 2018 00:00

Divorcio entre fe y vida , D. XXIV T.O.

Creer no es sólo confesar con los labios las verdades de la fe. Creer es conformar toda nuestra vida con esas verdades. Decía Romano Guardini que la fe es su contenido. El Concilio Vaticano II afirma que «el divorcio entre la fe y la vida diaria de muchos debe ser considerado como uno de los más graves errores de nuestra época» (GS 43). Ese divorcio nos hace llevar vidas paralelas: por una parte lo que creemos; por otra, lo que practicamos.

            La escena que narra el evangelio de este domingo es una perfecta ilustración de ese divorcio entre la fe y la vida. Jesús pregunta a sus apóstoles qué dice la gente de él. Estos le resumen lo que se decía de él: que era Elías, Juan Bautista revivido o uno de los profetas. Jesús, entonces, les pregunta directamente qué piensan ellos. Pedro toma la palabra y hace la solemne confesión de fe: «Tú eres el Mesías». Jesús les impone silencio sobre esta

Jueves, 06 Septiembre 2018 15:01

Disponibilidad y servicio D. XXIII T.O

En estos primeros días de Septiembre se está realizando en la diócesis las tomas de posesión de los sacerdotes que han recibido algún encargo pastoral. Es una ocasión privilegiada para reflexionar sobre la diócesis y el ministerio de los sacerdotes en favor de las comunidades cristianas. Y, sobre todo, para comprender lo necesario que es en la Iglesia el servicio y la disponibilidad a ejemplo de Cristo, que no vino a ser servido sino a servir y entregar su vida por todos.

              A pesar de la reforma del Concilio Vaticano II, muchas veces se tiene la idea de que hay parroquias de primera, segunda y tercera categoría. Y se percibe el ministerio sacerdotal como un ascenso de menos a más. Esta no es la perspectiva evangélica. El sacerdote se ordena para servir donde se le requiera, según las necesidades del bien común. Se acabó el tiempo en que las parroquias se tenían en propiedad. Cristo es

Jueves, 30 Agosto 2018 00:00

El culto verdadero. XXII T.O.

En tiempos de Jesús la norma suprema del comportamiento moral era la Ley de Dios transmitida por Moisés. Jesús dice que no ha venido a abolir la Ley sino a cumplirla, expresando así su estima por los mandamientos de Dios. Sin embargo, a lo largo de la historia, se desarrollaron prescripciones referidas sobre todo a la pureza cultual, que no sólo complicaban el cumplimiento de los mandatos divinos, sino que oscurecían el sentido del verdadero culto y de la vida moral. Los diez mandamientos habían dado paso a los 613 preceptos que la tradición judía proponía como sistema moral. El libro del Deuteronomio previene sobre este riesgo cuando Moisés, al trasmitir la Ley, dice: «No añadáis nada a lo que yo os mando ni suprimáis nada; observaréis los preceptos del Señor, vuestro Dios, que yo os mando hoy» (Dt 4,2).

            En este contexto se entiende el evangelio de este domingo. Los escribas y fariseos se

Jueves, 23 Agosto 2018 00:00

El evangelio sin glosas D. XXI T.O.

Muchos cristianos tenemos a veces la tentación de rebajar las exigencias del evangelio. Pretendemos acomodarlo a nuestras entendederas. En su exhortación apostólica Gaudete et Exultate, el Papa Francisco dice que «se suele reducir y encorsetar el Evangelio, quitándole su sencillez cautivante y su sal» (58). Y añade que ante las exigencias de Jesús «es mi deber rogar a los cristianos que los acepten y reciban con sincera apertura, «sine glossa», es decir, sin comentario, sin elucubraciones y excusas que les quiten fuerza» (97).

            Desde el comienzo del cristianismo, los intentos por acomodar el evangelio a la mentalidad de quienes lo leían, incluyendo a los cristianos, han sido frecuentes. San Pablo tenía que advertir a sus comunidades de que sólo había un evangelio, y que si alguien, incluso un ángel del cielo, predicaba otro distinto, se le debía rechazar como falsificador.

Jueves, 16 Agosto 2018 00:00

Vivir para siempre D. XX T.O.

Vivir para siempre es el deseo irreprimible del ser humano. Ese deseo confirma la tesis de que Dios ha creado el hombre para la vida imperecedera. ¿De dónde vendría tal deseo si no? ¿Por qué habría de aspirar a la inmortalidad si fuese mortal por naturaleza como los otros seres? Nuestra rebeldía ante la muerte arranca de esta necesidad esencial que el hombre tiene de vivir. La muerte es pues, antinatural, no corresponde a la naturaleza del hombre. Entonces, ¿de dónde viene la muerte? ¿Por qué morimos?

            La respuesta a estas preguntas en la revelación cristiana sólo se acoge desde la fe. Dios no ha creado la muerte, dice la Escritura. Es el fruto y precio del pecado del hombre, engañado por el diablo, padre de la mentira. Dios es Dios de vivos y no de muertos, para él todos están vivos. De ahí que la muerte física no sea el problema más grave de la existencia humana; el más grave es morir

Página 1 de 12
© 2018. Diócesis de Segovia